Skip to content

Primeros tortuosos pasos con el Amstrad

2 agosto 2010

Recuerdo el día que mi padre, mi hermano y yo nos fuimos al cortinglés a comprar un ordenador para que los niños “estudien”. Yo tenía 14 o 15 años, pocas ganas de estudiar y ni idea de ordenadores (básicamente como ahora). Corrían los últimos años 80 y aunque entonces no lo sabía estábamos de lleno en el boom de los 8 bits, era el efímero momento de gloria de los míticos Spectrum, de los Commodore y por supuesto de los Amstrad.

Nos presentamos en el sótano del cortinglés (en aquella época era el sitio que le correspondía a la informática), yo iba armado con un papel manuscrito con preguntas variadas sacadas de mi infantil imaginación. Mis amigos de clase tenía Commodores y MSX(!) y la semana previa me dediqué a recopilar consejos de los que “sabían”. Uno de ellos insistía en que me decidiera por el Commodore. Al final aprovechando nuestra supina ignorancia el vendedor de turno nos “colocó” el ordenador que le dio la gana (si hubiera querido nos podría haber vendido un microondas). Se trataba del Amstrad CPC 6128 con diskettes de 3.5’ y monitor…a color! Llegamos en el momento histórico en que le decíamos adiós a las cintas y a los monitores de fósforo verde. Nunca podré agradecer a ese desconocido vendedor que nos “colocara” aquel regalo del cielo.

Cargamos las dos cajas (monitor y teclado) y llegamos ilusionados a mi casa, donde mi madre nos esperaba con el gesto torcido. Ignorándola nos dispusimos a instalar el aparato. Primer problema, no teníamos mesa adecuada. Así que nos las ingeniamos para dejar el monitor en una mesa de tv y el teclado sobre las dos cajas de cartón donde venía embalado el equipo. Y así estuvo una larga temporada hasta que finalmente compramos una mesa. Enchufamos los cables y apareció la pantalla azul. Subidón!

Vale y ahora que? Donde están los juegos?

No me quedó otra que leer el manual del usuario. Siguiendo minuciosamente las instrucciones escribí algunos mensajes por pantalla y cambié los colores de fondo y el borde, usando GWBASIC. Eran las primeras líneas de código que escribía en mi vida, en ese momento no era consciente de la trascendencia del presagio porque solo estaba cegado por los juegos, y frustrado, porque no aparecían por ningún lado. Cuando introducía los diskettes de demo salía un mensaje que con el tiempo llegué a odiar tanto como los programas del corazón:

¿Pero que le pasa a este estúpido aparato? Pasaban los días y el desánimo y la decepción cundían en mi casa. La sensación de que nos habían timado crecía. Recordemos que en aquella época no existía google para resolverte los problemas. Finalmente tras darle muchas vueltas,  preguntar a los “sabios” de mi clase y probar mil veces los diskettes de demo, llegué a la conclusión de que no funcionaba el motor de la disquetera. El ordenador venía con defecto. Así que volvimos a embalarlo y regresamos al punto de inicio, el sótano del corteinglés. Yo temía que no nos lo arreglaran, así que volví a preparar un documento manuscrito de alegaciones y argumentos para demostrar que el aparato no lo había roto yo. Sin embargo no hizo falta, mi señor padre llamó a un vendedor y le dijo sin más preámbulos “oye, mira este aparato que no va”. El chaval probó unos diskettes que sacó de su bolsillo y empezó a saltar el odioso mensaje mientras yo lo miraba con una sonrisa cada vez más amplia. Una vez hechas las pruebas se fue al almacén y nos trajo otro teclado nuevecito! Fue llegar a casa, probar los juegos de demo de amsoft y volver la euforia. Estaban bien pero quería más. Aquí empezó mi carrera de compra, copia ilegal y trapicheo de juegos que me mantuvo ocupado durante varios años hasta que el mercado de los 8 bits cayó para dar paso a la familia de los 8086, pero eso será otra historia.

(continuará)

Nota: a los pocos días volvió a estropearse la disquetera y a volver el odioso mensaje. Tuvimos que cambiarlo una vez más, afortunadamente fue la última. Según el vendedor “había llegado un remesa con defecto” 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: